es

Pokerholdem.com: Estrategias de Poker Texas Holdem

Estrategia para jugar KK

POKERHOLDEM.COM > Estrategias > Estrategia para jugar KK
Jugar KK

Los reyes de mano (pocket kings) son la segunda mejor mano de inicio en Texas Holdem. No hay otra mano de inicio en Hold'em, excepto los ases de mano, que sea más fuerte antes del flop. Sin embargo, al igual que los "pocket rockets", los "cowboys" también pueden causarte problemas en las mesas.

Los reyes de mano tienen un defecto fundamental en comparación con los ases de mano: la posibilidad de que un rival haga una pareja más alta. No obstante, esta guía rápida sobre cómo jugar reyes de mano debería ayudarte a sacarles el máximo partido en cualquier mano?

Estrategia básica para reyes de mano

Debes ser consciente de que KK es una mano muy vulnerable, ya que cualquier as que aparezca en la mesa (board) podría formar pareja fácilmente con la carta de inicio (hole card) de un rival, haciendo que consiga una pareja más alta que la tuya. Aunque tus rivales no tengan un as, la mera presencia de un as en la mesa puede ser suficiente para asustarte y hacer que no apuestes tanto ni obtengas el máximo beneficio de la mano.

Hay aproximadamente un 20% de posibilidades de que un as caiga en cualquier flop, lo que sucede con más frecuencia de la que imaginarías.

Por estos motivos es importante apostar o subir con reyes de mano antes del flop. Al igual que con los ases de mano, no quieres estar en un bote multijugador cuando veas el flop, de lo contrario estarás dando a tus rivales una mayor oportunidad de que te quiten el bote, por lo que querrás ver un flop con un máximo de 2 rivales.

Debes apostar una cantidad que te ayude a determinar la fuerza de las manos de tus rivales. Es importante que intentes descubrir si podrían tener o no un as cuando igualen, para que puedas hacer mejores juicios cuando salga el flop. Éste es un punto clave, ya que, cuando subes con reyes de mano:

Debes subir lo suficiente como para eliminar las manos más débiles, y lo suficiente como para saber que tus rivales tendrán al menos un as para igualar tu subida.

Esto significa que puedes tener una mayor capacidad de situar a tu rival en una mano y mejores oportunidades para retirarte ante signos importantes de fuerza si sale el as en la mesa.

El juego post-flop con reyes de mano puede subdividirse en dos situaciones:

  • Un flop sin un as
  • Un flop con un as

Flop sin un as

Esta situación es mucho más agradable que la segunda, pero no significa que ya estés a salvo en casa. Si no haces un set, sigues teniendo sólo esa pareja, así que no estás en situación de hacer slowplay con tu mano todavía.

Debes jugar este tipo de flop de una forma similar a la forma en que jugarías ases de mano en el flop, apostando y subiendo todo lo posible para obtener una buena cantidad de dinero de los jugadores que no pueden soltar una pareja mayor (top pair). Además, debes seguir asegurándote de que tus rivales no están recibiendo las pot odds (probabilidades del bote) correctas para perseguir cualquier draw (proyecto) de color o escalera.

Aunque el flop parezca bastante seguro y no ofrezca ningún draw obvio, voy a seguir apostando y subiendo con fuerza para evitar que otros jugadores me alcancen y hagan una pareja doble (two pair) o algo mejor. Además, no construyes un gran bote pasando e igualando, así que coge el toro por los cuernos y empieza a jugar un poker agresivo. Si nuestros rivales se retiran inmediatamente, no será una gran pérdida, ya que nunca habría llegado a ser un gran bote en ninguna etapa de la mano de todos modos.

No tengas miedo a apostar una overpair como reyes de mano. No se ganan grandes botes jugando de forma pasiva.

Flop con un as

Obviamente, ésta es la posición menos favorable en el flop, porque si tu rival tiene un as, entonces ya te ha vencido. Como ya se ha dicho, la presencia de un as en la mesa es suficiente para impedir que obtengas una cantidad considerable de tu rival si tienes la mejor mano, porque el as hará que bajes tu ritmo de apuestas.

Esto significa que tu objetivo principal en este flop es determinar si tu rival tiene realmente el as o no. Esto puede hacerse apostando de tal forma que consigas toda la información posible, dependiendo de la acción que realice tu rival. Desafortunadamente, no hay jugadas definitivas que te ayuden a determinar la mano de tu rival, así que tendrás que confiar en los conocimientos que tengas sobre tu rival para decidir las jugadas que creas que deberías hacer.

Por norma general, yo haría una apuesta de continuación y partiría de ahí. Si igualan mi apuesta, evalúo la situación lo mejor que pueda para intentar decidir si disparar otra vez en el turn. Al fin de cuentas, un as en el flop realmente fastidia todo el trabajo si tienes reyes de mano, y no hay mucho que puedas hacer. Simplemente hazlo lo mejor que puedas para salvar la situación. Una apuesta de continuación siempre es un buen punto de partida.

Una apuesta de continuación siempre es un buen lugar desde el que comenzar cuando salga un as en el flop cuando tengas reyes de mano.

Evaluación de la estrategia para reyes de mano

A muchos jugadores principiantes les resulta difícil dejar marchar reyes de mano incluso con un as en la mesa. El hecho de que tengan la segunda mejor mano de inicio nubla sus mentes hasta el punto de que les vencen fácilmente, y siguen respaldando la mano y acaban perdiendo una buena cantidad de fichas ante su rival, que, de hecho, emparejó su as.

Con ases y reyes, lo mejor es recordar que hay muchas manos que pueden superarte después del flop, porque si no consigues un set, sólo tienes una pareja al final del día. Intenta pensar más en las formas en las que puedes perder en lugar de pensar en las formas en que puedes ganar, sin dejarte influir demasiado por la negatividad.

Por norma general, apuesta con fuerza y evita hacer slowplay con tu mano. No debes darles a tus rivales la oportunidad de alcanzarte y quitarte un bote grande.

Promedio: 5 (2 votos)