es

Pokerholdem.com: Estrategias de Poker Texas Holdem

Estrategia para jugar QQ

POKERHOLDEM.COM > Estrategias > Estrategia para jugar QQ
Q-Q.jpg

Una pareja de reinas es casi seguro la mejor mano antes del flop en No Limit Texas Hold'em. No obstante, hay dos problemas cuando se juega esta mano antes del flop. Si te metes en una "guerra de subidas", es muy probable que te enfrentes con las únicas manos a las que realmente temes: ases o reyes.

Después del flop se requiere un alto nivel de precaución, ya que una overcard para tu pareja podría ser peligrosa, y por lo tanto deberías tener cuidado de no "casarte? con la mano y poder retirarte si crees que estás vencido.

En este artículo se hablará sobre jugar reinas tanto antes como después del flop en diferentes situaciones. Algunos de los factores que influirán en tu juego son las tendencias y estilos de apuestas de tus rivales, los tamaños del stack en relación con las ciegas y tu posición en la mesa.

Comparación de las reinas de mano con otras manos

Estadísticamente, las posibilidades de que tu pareja de reinas se enfrente a reyes o ases es muy baja. Sin embargo, si las apuestas se vuelven muy fuertes antes del flop, entonces tendrás que valorar la situación cuidadosamente en función de las tendencias y los posibles rangos de tu rival. No es fácil retirar reinas de mano antes del flop, pero es perfectamente posible si crees que la forma en que tus rivales apuestan es característica de los reyes o ases de mano.

Por ejemplo, si subes antes del flop y tus rivales resuben. Aquí lo que interpretes de tu rival debería orientarte para que iguales para ver el flop o para introducir otra resubida antes del flop. Si tu rival es súper selectivo y sólo resube con ases, reyes o as-rey, entonces puedes calcular la probabilidad de cada uno utilizando la distribución de cartas.

Aquí hay 16 posibles maneras de que te repartan as-rey antes del flop y 6 formas de que a cada uno se le reparta cualquier pareja. La probabilidad de que este rival tenga ases o reyes es de aproximadamente el 43% con as-rey al 57%. Naturalmente, eres un favorito pequeño o un gran underdog en esta situación: si ver el flop dependerá de la probabilidad de que tu rival se retire esas veces cuando tenga as-rey y no aparezca ninguna de estas cartas.

Contra un rival menos selectivo hay una mayor probabilidad de que tu mano sea la mejor antes del flop, incluso cuando tus rivales resuban. De hecho, contra un jugador que resube habitualmente, puedes estar en una posición en la que tengas una mano dominante, por ejemplo, contra as-reina o una pareja de jotas.

Uso de la posición

En este caso, tu posición en la mesa y los tamaños del stack influirán más en tu estrategia que la distribución de las cartas. Si el jugador poco selectivo que sube está inmediatamente a tu derecha, normalmente es adecuado resubir. Esto evitará que haya jugadores adicionales que igualen y garantizará que estés jugando el bote en posición uno contra uno. Igualar una subida y después ver a 2 ó 3 personas más entrar en el bote puede arruinar fácilmente la fuerza de tu mano: si sale un as en el flop, es muy probable que haya completado la mano de alguien que igualó la subida y puede que tengas que retirarte.

Si resubiste estando en posición, puede que el hecho de que salga un as o un rey en el flop no sea un desastre para tu mano. Tendrás una oportunidad para ver lo que hace tu rival antes de actuar en el flop y una apuesta de continuación de un tamaño razonable puede llevarse el bote en el flop. En estas circunstancias, una pequeña apuesta de tu rival (fuera de posición) a menudo puede indicar debilidad, una sonda para recopilar información sobre tu mano. Aquí, por lo general, deberías resubir, planeando retirarte ante una resubida o un check-raise all-in contra todos menos los peores rivales.

Considera los tamaños del stack

Los tamaños del stack influirán en el modo en que juegues cada mano en No Limit Holdem, una pareja de reinas es una mano especialmente sensible a esto. Ya hemos hablado sobre enfrentarse a resubidas con un stack profundo, sin embargo, tienes que adaptarte a un juego con un stack poco profundo que a menudo te encontrarás en situaciones de torneo.

Una vez las ciegas y antes lleguen al 10% de tu stack, subir y resubir con reinas se convierte en un juego óptimo. El motivo son los rangos comparativamente mayores de tus rivales en la situación de stack corto. Ahora es más probable que una 3-bet all-in de un jugador en posición sea una underpair (pareja inferior) de tus reinas (estadísticamente hablando) que los temidos ases o reyes. En esta situación, un all-in te dará el beneficio añadido de las ciegas y antes para impulsar tu stack.

Un momento difícil

A menudo se presenta una situación difícil en la que te reparten una pareja de reinas en una de las primeras posiciones en una mesa llena. Aquí, subir será la jugada por defecto, aún así una mesa poco selectiva podría ver a 2, 3 o incluso más jugadores que igualen antes del flop. En este caso, tu interpretación del significado de las apuestas de tus rivales se convierte en el factor crítico, especialmente dado que no cerrarás la acción de las apuestas después del flop.

Una subida e incluso una resubida en esta situación es mejor jugada que pasar e igualar la apuesta de un rival cuando tus reinas sean una overpair de la mesa. La presencia de draws (proyectos) en la mesa también te permitirá limitar las manos de tu rival. En un "dry flop" como 2-7-J, hay que evaluar cuidadosamente a cualquier rival que esté dispuesto a ir all-in: ¿haría este jugador concreto sólo una 3-bet con un set, o es el tipo de jugador que piensa que su mano as-jota es buena aquí?

Evaluación de la estrategia para reinas de mano

En resumen, la clave para jugar con una pareja de reinas es utilizar la combinación de la fuerza de tu mano antes del flop, una buena posición en la mesa y la interpretación del significado de las apuestas y subidas de tu rival. Los estilos de juego comparativos poco selectivos o selectivos de los rivales que resuban te darán mucha información útil para decidir cómo continuar con esta mano fuerte, aunque difícil, después del flop.

Promedio: 4 (3 votos)