es

Pokerholdem.com: Estrategias de Poker Texas Holdem

Estrategia para la ciega pequeña

POKERHOLDEM.COM > Estrategias > Estrategia para la ciega pequeña
Jugar desde la ciega pequeña

La ciega pequeña es una posición muy difícil desde la que jugar en Texas Hold'em. Si hicieras un seguimiento de tu rendimiento en cada posición de la mesa utilizando un programa como Poker Office, descubrirías que la ciega pequeña es una posición en la que, por lo general, se pierde.

A los mejores jugadores del mundo les resulta difícil ganar dinero desde la ciega pequeña, es así.

Cuando jugamos en la ciega pequeña, nuestro objetivo es intentar reducir la cantidad de dinero que perderemos, para poder aumentar nuestras ganancias globales desde los otros asientos de la mesa.

El problema de jugar en la ciega pequeña

El principal motivo por el que la ciega pequeña es una posición tan difícil y en la que se pierde tanto es que vamos a ser los primeros en actuar en cada ronda después del flop. Estar fuera de posición significa que nuestros rivales conseguirán ver cómo actuamos antes de que ellos lo hagan, dándoles más información sobre la fuerza de nuestra mano de la que nosotros tenemos sobre las suyas.

Esto hará que estemos en gran desventaja a lo largo de toda la mano, ya que cualquier jugador con experiencia sabe lo importante que es la posición en el poker, especialmente en Texas Hold'em.

Por consiguiente, deberíamos saber que, cuando jugamos desde la ciega pequeña, vamos a estar en una lucha llena de dificultades durante toda la mano. Así pues, una buena estrategia para ciega pequeña sería directamente no embarcarse en esta lucha y retirarse antes del flop. Si pretendemos implicarnos cuando estemos en la ciega pequeña, tendremos que tener una mano de inicio muy fuerte para compensar el hecho de que vamos a estar fuera de posición durante cada ronda después del flop.

Uso de la selección de manos de inicio para ahorrar dinero en la ciega pequeña

Haciendo uso de una buena selección de las manos de inicio podemos aumentar nuestras posibilidades de ganar la mano a pesar del hecho de estar fuera de posición. Aunque la ciega pequeña sea un asiento en el que generalmente se pierde, eso no significa que perdamos dinero en cada mano que juguemos desde esa posición. Así que no tengas miedo de entrar en un bote si tienes una mano lo suficientemente fuerte como para hacerlo, pero recuerda siempre reforzar tus requisitos de manos de inicio cuando estés en la ciega pequeña.

Un error común en la estrategia para ciega pequeña

Un gran error que se comete cuando se juega en la ciega pequeña es creer que merece la pena ver un flop para conseguir un pequeño extra, puesto que la mitad de tu ciega está ya en el bote. Sin embargo, aunque tener la mitad de tu ciega en el bote mejora las pot odds (probabilidades del bote) que tienes para igualar, existe la posibilidad de que te estés arriesgando a sufrir a pérdidas más grandes de las que puedes prever.

La media apuesta extra que tienes que igualar para ver un flop puede parecer inocente, pero la realidad es que es una jugada muy peligrosa, especialmente para los jugadores menos experimentados. Las grandes pérdidas no residen en la media apuesta extra perdida en cada flop que perdemos, sino en las manos en las que tenemos media mano, y metemos en el bote más dinero del necesario para intentar descubrir si vamos en cabeza.

No te sientas nunca pot-commited simplemente porque hayas pagado tu ciega. Intentar proteger el dinero que has metido en el bote a través de las ciegas no es rentable, así que juega la mano como cualquier otra.

Ejemplo de juego en la ciega pequeña

Digamos que estamos en la ciega pequeña y que ha habido algunos jugadores que han limpeado antes que nosotros. Miramos las cartas y vemos que tenemos KClover 7Diamond. Parece una mano medio decente, por lo que decidimos igualar, porque sólo es media ciega más para ver un flop.

Sale el flop 9Heart THeart KSpades, que nos da una pareja mayor (top pair) con un 7 de kicker, no es una mala mano.

Como tenemos una pareja mayor, decidimos apostar aproximadamente ¾ del bote para ver cómo reaccionan los demás jugadores. Algunos se retiran, pero un rival de una de las últimas posiciones sube 3 veces nuestra apuesta original, y ahora nos toca actuar de nuevo.

En esta situación, nuestro rival podría tener un rango de cartas, podría tener un rey con un kicker peor, o un rey con kicker mejor. Puede que tenga una pareja doble (two pair), un set, o incluso un draw (proyecto) de color o escalera. Hay muchísimas posibilidades y nosotros tenemos poca información sobre la mano que podría tener, porque estamos fuera de posición. Pero, como tenemos una mano medio decente, decidimos igualar.

El turn hace que la mesa (board) sea 2Clover, lo que no mejora nuestra mano y probablemente poco influye en la de nuestro rival.

Puesto que no estamos muy seguros de la fuerza de nuestra mano, decidimos pasar, y entonces nuestro rival sale con una apuesta del tamaño del bote. Seguimos sin estar seguros de si nuestro rival tiene una mano mejor o si simplemente está explotando nuestra debilidad porque hemos pasado. No obstante, esta vez una apuesta del tamaño del bote es demasiado grande, así que decidimos abandonar la mano y así recortar nuestras pérdidas.

Evaluación del ejemplo de ciega pequeña

Al leer el anterior ejemplo, probablemente has reconocido muy bien la situación. Tener una mano medio decente pero enfrentarse a la fuerza de otro rival y estar fuera de posición es algo demasiado común.

Estas situaciones son difíciles de jugar, porque tenemos tan poca información sobre nuestros rivales que nunca podemos estar seguros de si tenemos la mejor mano. En la mano mencionada anteriormente, podríamos haber evitado fácilmente este problema retirándonos antes del flop, ahorrándonos una buena cantidad de dinero en el proceso.

La mala posición en esta mano nos ha ocasionado muchos problemas, y siempre será así cuando juegues desde la ciega pequeña.

Aunque KClover 7Diamond parece una mano razonable, sólo es el tipo de mano que nos va a acarrear problemas después del flop si conseguimos alguna parte. Así que, si estamos decididos a entrar en un bote cuando igualemos desde la ciega pequeña, tenemos que jugar cartas que tengan potencial para hacer una mano muy grande.

Ciñéndonos a cartas como conectores del mismo palo y parejas de mano (pocket pairs) conseguiremos una mano grande o no, lo que nos ahorra el problema de decidir qué hacer después del flop. Una mano marginal es lo último que queremos conseguir cuando estemos fuera de posición, así que no intentes empezar una lucha con una mano así y prepárate para dejarla ir cuando te enfrentes a la acción.

Evaluación de la estrategia para ciega pequeña

La ciega pequeña es una posición muy difícil desde la que jugar, así que deberíamos evitar entrar en demasiados botes desde esta posición a menos que tengamos una mano premium. Igualar desde la ciega pequeña normalmente ocasionará más problemas de los que merecen la pena, así que intenta evitarlo a menos que tengas una mano con algo de potencial.

La ciega pequeña es la peor posición en la que se puede estar, por lo que no debes esperar mucho de la mano, pues siempre vas a estar en desventaja con respecto a los otros jugadores de la mesa que tienen posición sobre ti. No te sientas nunca pot-committed porque la mitad de tu ciega esté ya en el bote, siempre te ahorrarás dinero a largo plazo si retiras cada mano marginal en lugar de igualar.

Promedio: 5 (2 votos)