es

Pokerholdem.com: Estrategias de Poker Texas Holdem

La agresividad en el poker

> > La agresividad en el poker
La agresividad en el poker.jpg

Tener la capacidad de jugar de forma agresiva es un atributo importante cuando se trata del póquer, especialmente cuando se juega a Texas Holdem. Ser agresivo es lo opuesto a ser pasivo, cuando haces apuestas y subidas con más frecuencia en lugar de simplemente pasar o ver la apuesta durante las manos.

La agresividad en el póquer abre más puertas al éxito que el método pasivo, motivo por el cual muchos jugadores con éxito son agresivos.

Es vital que puedas desarrollar un estilo de juego agresivo y estratégico, ya que ser agresivo no significa simplemente apostar y ver las apuestas cada vez que tengas la oportunidad.

Jugar de forma agresiva al póquer y hacerlo bien implica apostar y ver las apuestas cuando tengas una ventaja sobre tus rivales. Esto puede ser cuando tengas mejores cartas, mejor posición, o incluso cuando tengas una mejor capacidad para el póquer que ellos. La agresividad sólo es beneficiosa cuando se mantiene la cabeza fría y cuando se seleccionan sabiamente los momentos para hacer las apuestas y subidas.

Ejemplo de agresividad en el poker

Digamos que estás en una mano con ADiamond KClover y sale el flop KSpades THeart 7Heart.

En este momento tienes top pair top kicker, que es una mano estupenda, pero el turn puede destrozarla fácilmente, especialmente porque la mesa (board) se coordina con dos cartas del mismo palo. Si tu rival apuesta antes que tú, es importante que seas agresivo y veas la apuesta, porque quieres proteger tu mano y sobre todo no quieres que tu rival vea otra carta que potencialmente podría mejorar su mano y hacerla mejor que la tuya.

La mesa está bastante coordinada y tu rival podría estar apostando fácilmente con una mano peor (como un draw (proyecto) o una pareja más baja). Tu objetivo principal es ser agresivo y apostar lo suficiente para dar a tu rival las pot odds (probabilidades del bote) equivocadas para que vea la apuesta para mejorar su mano, así que puede bajar el bote en el flop. Este método es mucho mejor que el de ser pasivo y ver las apuestas, ya que te expones a ser sacado en el turn.

Éste es uno de los mejores aspectos de ser agresivo, ya que puede evitar que te involucres en situaciones complicadas en mitad de una mano. El método agresivo también ofrece otra serie de ventajas.

Jugar de forma agresiva te ayuda a ganar más dinero dando a tus rivales malas probabilidades (odds) para ver las apuestas con draws (proyectos) y también aumentando tu fold equity.

Uso de la agresividad para comprar posición

"Comprar posición" significa que obligas a salir del bote en la ronda de apuestas pre-flop a los rivales que actuarían después de ti en la mano.

Por ejemplo, estamos a dos asientos del botón en una partida de dinero con QSpades JSpades. Todo el mundo se ha retirado excepto un jugador que ha igualado la apuesta de la ciega grande (limp in). Si lo subimos a 4BB y el asiento al lado del botón, junto con el botón, se retiran, acabamos de "comprar posición" para el resto de la mano.

Esto significa que seremos los últimos en actuar durante el resto de la mano, lo que nos da ventaja sobre cualquier jugador que se retire después del botón. Una vez más, la agresividad triunfa sobre el juego pasivo, porque si sólo hubiéramos igualado la apuesta de la ciega grande, es más probable que el asiento al lado del botón o el botón también lo hubieran hecho, lo que significa que no tendríamos posición para el resto de la mano.

Cuantos más jugadores que actúen después de ti puedas obligar a salir de la mano, mejor será tu posición en la mano.

Uso de la agresividad para ganar cartas gratis

Si estamos jugando de forma agresiva, deberíamos poder crear una imagen de mesa agresiva y posiblemente poco selectiva de la que tomen nota nuestros rivales cuando hagan su juego. Jugando de forma agresiva, es más probable que nuestros rivales pasen a que apuesten para ver cómo reaccionamos a la mano antes de que respondan con su juego.

Esto se debe a que nuestros rivales estarán menos dispuestos a apostar manos mediocres por miedo a que suban y se vean fuera de ellas, y en ocasiones pasarán de grandes manos hasta nosotros con la esperanza de inducir un farol.

Esto puede funcionar muy a nuestro favor si hacemos un flop de proyecto de color o escalera. Si nuestro rival pasa porque nuestro estilo agresivo espera inducir un farol, entonces nos hemos ganado una carta gratis para intentar completar nuestro proyecto, donde normalmente hubiesen apostado antes que nosotros si no hubiéramos estado jugando de forma agresiva.

Uso de la agresividad para ganar dinero

Si jugamos de forma agresiva constantemente, nuestros rivales empezarán a dar menos crédito a nuestras manos a medida que avance la partida.

Nuestros rivales se darán cuenta de que no podemos tener siempre la mejor mano cada vez que apostamos y subimos, así que empezarán a ver nuestras apuestas con la esperanza de sorprendernos cuando estemos tirándonos un farol. Esto funciona a nuestro favor cuando después hacemos una buena mano, porque nuestros rivales aún pueden seguir viendo nuestras apuestas dado que ya no creen que tengamos una mano fuerte.

Por lo tanto, estaremos haciendo dinero cada vez que un rival vea la apuesta, porque no nos creen, en lugar de tener rivales que se retiran porque creen que tenemos una mano fuerte. No obstante, es importante estar atento a las veces en que nuestros rivales intenten engaí±arnos, yendo con sus propias manos monster en lugar de subir y apostar.

Evaluación de la agresividad en el poker

Esperamos que puedas ver que ser agresivo es el estilo de juego ganador cuando se trata de Texas Holdem. Ya seas un jugador selectivo o poco selectivo, ser agresivo supera al juego pasivo en casi todas las áreas.

Jugar de forma pasiva casi nunca hará que ganes una cantidad de dinero decente en el póquer, por lo que debes aprender a jugar a un póquer fuerte y agresivo.

Si observas a los jugadores ganadores en la televisión o incluso en las salas online, advertirás que emplean un estilo de juego selectivo-agresivo o poco selectivo-agresivo. Muy rara vez verás a un profesional jugar de forma pasiva, ya que el juego agresivo es la clave para ser un jugador de póquer ganador.

Promedio: 4.3 (3 votos)