es

Pokerholdem.com: Estrategias de Poker Texas Holdem

La posición relativa

POKERHOLDEM.COM > Estrategias > La posición relativa
Aumenta el valor de tu posición

Cualquier jugador de poker con experiencia podrá hablarte sobre la importancia de la posición en cualquier mano, especialmente en el juego de Texas Hold em. Actuar el último y poder ver cómo juegan tus rivales antes de decidir tu movimiento puede darte una enorme ventaja sobre los otros jugadores en la mano.

Los asientos como el botón (button) y el cutoff normalmente son los asientos más rentables y valorados de la mesa, ya que tienen posición sobre los otros jugadores que entran en el bote.

Sin embargo, hay otro factor importante que puede aumentar o reducir el valor de tu posición real en la mesa, este factor se conoce como "posición relativa".

¿Qué es la posición relativa?

La posición relativa es tu posición en relación con el jugador que ha subido el preflop.

Con frecuencia habrá un jugador que suba el pre-flop en el juego de Texas Hold'em, y tu posición en la mesa en relación con él puede ser buena o mala dependiendo de dónde estés sentado y cuántos jugadores queden por actuar después de ti.

La posición relativa a veces puede ser un factor importante en una mano, ya que tu posición real puede no tener ningún valor aunque estés en el botón y seas el último en actuar.Por lo tanto, te recomendamos familiarizarte con los siguientes principios.

Posición relativa y apuestas de continuación

Como ya se ha mencionado, normalmente habrá un jugador que suba el pre-flop en cualquier mano dada en Texas Holdem. Igualmente, es una práctica común que este jugador haga una apuesta de continuación después del flop si es el primero en actuar o si los otros jugadores han pasado hasta él.

Esto se debe a que tienen una mano fuerte y pueden anotarse el bote independientemente de si tienen una buena mano o no. El principio de la posición relativa y su importancia depende de un hecho muy importante: un jugador que sube el pre-flop hará una apuesta de continuación en el flop.

Ahora bien, dado que es un puesto común para que un jugador que sube el pre-flop haga una apuesta de continuación, los demás jugadores de la mano esperarán que lo haga y con frecuencia pasarán hasta ese jugador si son los primeros en actuar, para ver cómo actúa él.

Esto significa que, si somos el jugador que actúa después del jugador que hace la apuesta de continuación, nos veremos en una situación complicada si quedan jugadores por actuar después de nosotros. Los jugadores que hayan pasado hasta ese jugador podrían tener cualquier variedad de manos, de una mano débil a una monster, y ahora, realmente, nos vemos atrapados entre dos jugadores:

  • Un jugador que podría tener una mano potencialmente fuerte haciendo la apuesta de continuación
  • Un jugador que pasara hasta el jugador que ha subido que podría tener cualquier variedad de manos.

Ejemplo de posición relativa

Digamos que estamos en el botón con QClover JHeart, y la acción se ha ido a un jugador en una de las últimas posiciones que hace una subida 3.5BB estándar. Los jugadores restantes de las últimas posiciones se retiran hasta nosotros, y decidimos igualar la apuesta, ya que tenemos una mano decente que tiene algo de potencial. La ciega pequeña se retira y la ciega grande iguala, así que 3 jugadores van al flop. Sale el flop QDiamond 7Spades 6Clover, dándonos una top pair decente. La ciega grande pasa hasta el jugador que sube, que a continuación hace una buena apuesta de ¾ del tamaño del bote.

Ahora el problema es que cualquier jugada que hagamos no cerrará la acción, ya que el jugador que viene después de nosotros ahora tiene la oportunidad de actuar de nuevo. Ahora estamos atrapados entre un jugador que ha hecho una apuesta de continuación con una mano potencialmente fuerte y otro jugador que también podría tener una mano más fuerte que la nuestra, ya que el hecho de que pasara no significaba necesariamente fuerza o debilidad.

Tu posición real en la mesa contará mucho menos si tu posición relativa es mala.

El hecho de que pasen no demuestra ni fuerza ni debilidad, porque están seguros de que el jugador que ha subido el preflop hará una apuesta de continuación, así que pueden estar pasando con la intención de subir cuando la acción vuelva a ellos. A continuación se muestra cómo se ve la partida y cómo nos hemos visto atrapados:


(ciega grande) Jugador A: pasa
(jugador que sube el preflop) Jugador B: apuesta
(nosotros) Jugador C: ?? <-- atrapado

Igualar la apuesta en esta situación no sería malo, pero nos exponemos a perder fichas ante el jugador de la ciega pequeña si deciden pasar de subir. Además, si la ciega pequeña decide igualar también, iremos al turn para vernos en la misma situación complicada en que nos encontrábamos en el flop.

Como puedes ver, ahora estamos en un bote que potencialmente podría hacernos perder un número considerable de fichas porque tenemos una cantidad decente, pero con muy poca información sobre nuestros rivales. No obstante, podríamos subir la apuesta del jugador que ha subido el preflop para obtener más información sobre dónde nos encontramos, pero esto nos podría costar muchas fichas cada vez que la ciega pequeña o el jugador que ha subido el preflop tenga una mano mejor que la nuestra.

Evaluación de la posición relativa

Esperamos que el ejemplo anterior haya ayudado a poner de relieve cómo tu posición relativa con respecto al jugador que sube el preflop puede influir mucho en tu posición real en la mesa. La mejor posición relativa que se puede tener es a la derecha del jugador que sube el preflop, porque tu acción entonces cerrará la apuesta en esa ronda concreta si el jugador que sube hace la apuesta de continuación común.

También podrás ver cómo reaccionan los jugadores que han pasado hasta el jugador que ha subido cuando éste, de hecho, haga la apuesta de continuación, así que podrás saber mejor dónde te encuentras en la mano. Siempre deberías intentar evaluar tu posición relativa en cualquier mano junto con tu posición real, ya que tendrá un mayor impacto del que crees.

Promedio: 3.8 (5 votos)